"Cuando elogiamos cosas que hacen niños de nueve años, (por ejemplo, sus dibujos), ellos prefieren las recompensas diferidas a las inmediatas mucho más a menudo que cuando las enjuiciamos negativamente
". 10

10. G. Seeman y J.C. Schwarz, 《Affective State and Preference for Immediate versus Delayed Reward》, Journal of Research in Personaliza, 7, n°4 (1974), PP. 384-394; véase también B.S. More, A. Clyburn y B. Underwood, 《The Role of Affect in Delay of Gratification》, Child De velozmente, 47, n° 1 (1976), pp. 273-276.

El test de la golosina.
Walter Mischel
Cátedra Robert Johnson Nivel de la Facultad de Psicología de la Universidad de Columbia

domingo, 27 de marzo de 2011

PADRES, HIJOS, VIDA MODERNA...O NO...

Nos hemos hecho más egoístas, hiperdependientes del tener y poco pendientes del ser. Esclavos del estrés y disfrutando poco de los hijos hasta que se nos van...
Viñea de C. Da Col en el Faro
Vía Merche Ezcurra

Publicar un comentario en la entrada