¿No será más auténtico y eficaz fijar el reto, la esencia del proyecto, para luego pasar a expresarlo en términos de criterios de evaluación una vez realizado el prototipo de actividades?

Los criterios sirven para describir los proyectos, pero la forma natural de crearlos es partiendo del reto... Ya está, ya lo he dicho:

¿Te atreves a unirte al bando rebelde?


¿Por qué no ceñir aprendizajes a necesidades y no a temas sesgados? ¿Por qué no trabajar de forma global, entendiendo el caos, y no de forma individual aislándolo de nuestas actuaciones?

Se ha demostrado que la linealidad en el aprendizaje no funciona.

Por tanto, ¿por qué no probamos otra cosa?

¿Por qué no nos dejamos de linealidad y nos acercamos a una teoría del caos educativo más compleja y, por ello, más fácil de asumir por aquellos que nos dedicamos a la docencia? ¿Por qué no basar el aprendizaje en personalizaciones sujetas al azar más absoluto?

¿Por qué no dejarnos de estandarizar y acercarnos a personalizar chavales totalmente heterogéneos?

domingo, 27 de marzo de 2011

PADRES, HIJOS, VIDA MODERNA...O NO...

Nos hemos hecho más egoístas, hiperdependientes del tener y poco pendientes del ser. Esclavos del estrés y disfrutando poco de los hijos hasta que se nos van...
Viñea de C. Da Col en el Faro
Vía Merche Ezcurra

Publicar un comentario en la entrada